• 13 de septiembre de 2011
es

Buscadores de sentido

Par­ti­ci­pando junto con unos 15 jóve­nes de la Escuela de Comu­ni­dad, Gabriel nos cuenta como le ayudó a des­cu­brir el centro de su vida.

«La escuela de Comu­ni­dad con­siste en un grupo de per­so­nas unidas en Jesu­cristo, que quie­ren pro­fun­di­zar su expe­rien­cia de Fe, com­par­tiendo dis­tin­tas refle­xio­nes en torno a un texto que nos da luces para nues­tro camino de Fe. Otra forma de plan­te­arlo es con­si­de­rar que Dios nos habla a través de estos textos, y noso­tros debe­mos hacer todo el esfuerzo posi­ble por escu­charlo, y apli­car en nues­tra vida coti­diana lo que hemos medi­tado.

Yo llegue al grupo por una invi­ta­ción que me hizo una amiga que conocí en una Misión uni­ver­si­ta­ria, la que par­ti­cipa hace algún tiempo de Puntos Cora­zón. Ella nos invito a un grupo de amigos y a mí a vivir esta nueva expe­rien­cia, para así seguir cre­ciendo en la Fe en toda nues­tra vida coti­diana, no solo en las ins­tan­cias pri­vi­le­gia­das de Misio­nes. Com­par­tir la Fe con otras per­so­nas y sobre­todo seguir cono­ciendo a Jesu­cristo mediante el tes­ti­mo­nio de los auto­res y a través del tes­ti­mo­nio de otros amigos, es algo que ha sido fun­da­men­tal en mi vida cris­tiana. La escuela de Comu­ni­dad me ha ser­vido para darme cuenta que el centro de mi vida coti­diana debe ser Cristo, y todas las demás cosas deben ir orde­na­das a él. Gra­cias a este grupo sé que debo pre­gun­tarme sobre las cosas fun­da­men­ta­les de la vida, sin que­darme en la super­fi­cia­li­dad: cuál es el sen­tido de lo que hago, para qué vivo, que quiere Dios para mi vida, etc. Además, estas reu­nio­nes han sido una ins­tan­cia her­mosa en donde he for­ta­le­cido mucho mi amis­tad con los miem­bros de la escuela de Comu­ni­dad, ya que juntos cre­ce­mos en la Fe, y esta­mos unidos cada vez más en Jesús.»

Gabriel Olave Rodriguez

Volver