• 27 de marzo de 2013
es

Los voluntarios: unos buscadores de felicidad

Comunidad de Valparaiso, noviembre del 2012

Hoy día, nues­tra comu­ni­dad de Val­pa­raíso es más que nunca inter­na­cio­nal. Al escu­char sus tes­ti­mo­nios, nos impacta la unidad del lla­mado que los reunió en su pobla­ción de Playa Ancha a pesar de la diver­si­dad de sus orí­ge­nes.

Me llamo Benito y tengo 23 años. Soy fran­cés y llegué a Chile hace tres meses, des­pués de haber vivido el prin­ci­pio de mi misión en Perú durante catorce meses. Tengo la suerte de poder vivir esta expe­rien­cia con Dios, que puedo encon­trar dia­ria­mente a través de los amigos del barrio y de mis amigos de comu­ni­dad. Por eso me fui con Puntos Cora­zón: vivir amis­ta­des bajo la mirada de Dios, esta mirada que no mira al pecado sino a la belleza del ser humano que uno siem­pre puede des­cu­brir si quiere bus­carla.

JPEG - 35.3 KB

Tam­bién recibí muchas gra­cias acom­pa­ñando a per­so­nas en su sufri­miento, me di cuenta de la riqueza de tener por centro el encuen­tro con otro y no sus pro­pias preo­cu­pa­cio­nes y tener una espe­ranza firme en el Señor. ¡Por eso estoy muy agra­de­cido a Dios por haberme rega­lado este tiempo tan impor­tante en mi vida!

JPEG - 20.9 KB

Me llamo Miriam, conocí a Puntos Cora­zón en mi país, Polo­nia cuando lle­ga­ron unos miem­bros de la obra en Ucra­nia para pre­sen­tar el volun­ta­riado. Me di cuenta que esta pro­puesta era para mí y decidí partir durante el primer fin de semana de for­ma­ción en Nápo­les en Italia que es mi segunda patria. Salí de misión des­pués de acabar mis estu­dios de filo­lo­gía ita­liana por un tiempo de 18 meses.

JPEG - 18.2 KB

Me llamo Simón, tengo 20 años y soy de Fran­cia. Llevo en Chile un año y medio. Me encanta la música chi­lena que refleja la belleza de este país y de mis amigos. Pen­sando un poco a lo que estoy viviendo, me doy cuenta que yo soy el primer pobre acá, porque soy el pri­mero que nece­sita una pre­sen­cia, una espe­ranza, una amis­tad. Nece­sito com­pa­sión porque soy pequeño, muy pequeño con todos mis lími­tes y mis debi­li­da­des. Si tuve la gracia de crecer un poco en Puntos Cora­zón sería en esta toma de cons­cien­cia, esta humil­dad que me rega­la­ron nues­tros amigos.

JPEG - 23.7 KB

Me llamo Armando Gutié­rrez tengo 24 años y soy esta­dou­ni­dense, estu­die peda­go­gía y si sé que soy misio­nero desde mi bau­tismo, lo que estoy viviendo en esta misión en Chile por 14 meses es pura gracia y tengo la firme inten­ción de vivirlo toda mi vida.

JPEG - 75.6 KB

Me llamo Sofía tengo 22 años. Ter­mine el tercer año de dere­cho en la uni­ver­si­dad en Cra­co­via – mi ciudad. Me encan­tan los libros aunque no tenga mucho tiempo para leer­los, a veces basta poder tomar­los en las manos. Para mí no hay mejor lugar para des­can­sar que las mon­ta­nas. Desde mitad de Octu­bre vivo en el Punto Cora­zón de Val­pa­raíso donde estoy apren­diendo lo que sig­ni­fica amar. Nues­tra misión no es nada más, nada más que el ver­da­dero encuen­tro con Dios. La vida simple según el Evan­ge­lio. Soy una bus­ca­dora de feli­ci­dad y no hay otro camino de feli­ci­dad: servir a Dios, unirse a Él. El más feliz es aquel que está más ínti­ma­mente unido a Dios, como dijo padre Alberto Hur­tado.


Volver