• 14 de noviembre de 2012
es

¡Nuevo proyecto de Casa en San Joaquin!

Des­pués de casi cuatro años en la pobla­ción Estre­lla, Comuna de Macul, esta­mos muy feli­ces en nues­tro barrio, la gente nos quiere y que­re­mos a la gente, dicho de otra manera esta­mos en medio de nues­tros amigos y la misión es apa­sio­nante.

Sin embargo nos vamos a mudar al final de 2013 o prin­ci­pio de 2014. Pero ¿por qué cam­biar? Es que nues­tra casa de for­ma­ción se volvió muy chica, tanto por la gente que vive allí como por la gente que nos viene a visi­tar. Además no es nues­tra casa, por lo tanto, es difí­cil pla­ni­fi­car cual­quier cambio para ampli­fi­carla. Fue puesta, muy gen­til­mente, a nues­tra dis­po­si­ción por la parro­quía San Nor­berto desde nues­tros pri­me­ros días en San­tiago. Ahora viene la nece­si­dad de tener un lugar de for­ma­ción propio que corres­ponda a la misión nues­tra en Chile.

Por lo tanto, empe­za­mos a inves­ti­gar, visi­tando algu­nas casas pero siem­pre fal­taba una parte de nues­tros requi­si­tos. Es verdad que con­se­guir una casa que tenga carac­te­rís­ti­cas pro­pias de una casa de for­ma­ción, con una capi­lla por ejem­plo, con un ámbito favo­ra­ble al estu­dio y la vida de ora­ción, eso no es tan fácil. Des­pués de unos meses de bús­queda, el Padre Lorenzo había reci­bido muchas pro­pues­tas y en un momento surgió una más acorde a nues­tros reque­ri­mien­tos: un terreno en venta en la comuna de San Joa­quín. Aunque pare­cía poco pro­ba­ble al prin­ci­pio, sin embargo valía la pena por lo menos echar una mirada. Encon­tra­mos un terreno en venta con una super­fi­cie de 1200m2 per­te­ne­ciente a una junta de veci­nos y que cuenta con un solo galpón. Además el terreno está situado cerca de una esta­ción de metro, a una cuadra del campus San Joa­quín. Y allí, final­mente, eso pare­cía corres­pon­der a lo que bus­cá­ba­mos.

¡Te­ne­mos el terreno, pero nos falta la casa! Por lo tanto el desa­fío es con­se­guir fondos para que se rea­lice la cons­truc­ción de una casa de for­ma­ción para los futu­ros sacer­do­tes de Puntos Cora­zón. Esta­mos pen­dien­tes de toda pro­puesta de ayuda al res­pecto. Cual­quier gene­roso aporte para la edi­fi­ca­ción de esa nueva “Casa Vian­ney” será muy bien­ve­nido.


Volver