• 22 de agosto de 2013
es

Un concierto «familiar» en la Quinta Vergara

Pancho Vera

El 20 de abril pasado el Punto Cora­zón de Val­pa­raíso orga­nizó un con­cierto de Pancho Vera y el grupo Aire & Tierra en la Quinta Ver­gara de Viña del Mar, Matías, joven pro­fe­sio­nal amigo de los misio­ne­ros, quien par­ti­cipó del pro­yecto nos com­parte su expe­rien­cia del evento.

¿Ma­tías, que te llevó a meterte en este pro­yecto?

Mi primer acer­ca­miento formal a la obra lo tuve durante el «Encuén­trate» (encuen­tro de jóve­nes cató­li­cos ) rea­li­zado en San­tiago a fina­les del 2012, dónde conocí a Simón , uno de los misio­ne­ros y al Padre Lorenzo. Des­pués tuve una visita ese mismo año a la casa de puntos cora­zón en Val­pa­raíso y luego he vuelto cada vez que puedo y si puede dar una mano a lo que sea… feliz. Me enteré del con­cierto durante una visita a la casa de Puntos Cora­zón en Val­pa­raíso cuando los misio­ne­ros comen­za­ban a orga­ni­zar, pre­pa­rar y pensar las ideas que darían vida al evento en la quinta Ver­gara, me entu­siasmé.

Gra­cias a Dios, pude cola­bo­rar en algu­nas cosas: sema­nas antes del evento, con la ayuda de mi her­mana que es dise­ña­dora, pudi­mos apor­tar con el afiche pro­mo­cio­nal. Luego, junto a muchos otros volun­ta­rios y los misio­ne­ros de Puntos Cora­zón, fuimos a diver­sas luga­res a vender entra­das. En mi caso, iba acom­pa­ñado de mi amigo Armando (misio­nero de Puntos Cora­zón), cuando no nos iba tan bien con la venta regre­sá­ba­mos al menos con algu­nas dona­cio­nes.

El día del evento, junto a muchos otros volun­ta­rios y gente de la obra ( misio­ne­ros, semi­na­ris­tas y sacer­do­tes), pusi­mos nues­tras manos, para la orga­ni­za­ción de las mesas, ins­ta­la­cio­nes de sonido, luces y deco­ra­ción. Fue her­moso ver la dis­po­ni­bi­li­dad, la entrega y la ale­gría de tantos…

¿Qué artis­tas par­ti­ci­pa­ron?, ¿Qué te pare­cie­ron sus pre­sen­ta­cio­nes?

Los artis­tas invi­ta­dos fueron Pancho Vera, un joven pero expe­ri­men­tado tro­va­dor de Con­cep­ción y el grupo Aire & Tierra, for­mado por un pareja de músi­cos loca­les. La verdad, no cono­cía a estos artis­tas antes del evento, pero me impre­sionó mucho la cali­dad y belleza de la música que pre­sen­ta­ron a voz y gui­ta­rra.

Sin duda, nadie quedó indi­fe­rente ante la música y pudi­mos dis­fru­tar de un show intenso, grato e inter­pre­tado desde el alma. No por nada, ambos artis­tas debie­ron exten­der sus pre­sen­ta­cio­nes ante la insis­ten­cia del público asis­tente.

¿Hay algo del evento que te tocó más?

Además de la cua­li­dad de la pre­sen­ta­ción, me impacto el toque fami­liar del evento. Me con­mo­vió el que­rido Mimi, un niño de Playa Ancha que pasa todos los días a visi­tar la casa de puntos cora­zón en Val­pa­raíso. Durante el evento lo vi acti­va­mente acom­pa­ñando al grupo, apor­tando con su ale­gría, entu­siasmo y con sus manos para diver­sos tra­ba­jos,.... incluso subió al esce­na­rio para decir unas pala­bras. Fue real­mente muy bonito, ver como el y otra gente del barrio donde está la casa de puntos cora­zón se com­pro­me­tió y cola­boró con el evento.

Cuando me retiré unos metros del sector dónde se empla­zaba y observe como los «amigos de los niños» com­par­tían , activa y cari­ño­sa­mente con esos des­co­no­ci­dos asis­ten­tes. No se que habrán sen­tido ellos mien­tras com­par­tían, ni tam­poco escu­chaba los temas de sus con­ver­sa­cio­nes, pero desde lejos se veía como una gran reu­nión fami­liar, dónde quie­nes par­ti­ci­pa­ban, se veían ale­gre­mente aco­gi­dos y com­par­tiendo gra­ta­mente con la obra. Por algo, muchos de los que par­ti­ci­pa­mos ese día, dis­fru­ta­mos del con­cierto durante la tarde y ter­mi­na­mos el día en un com­par­tir fra­terno en la casa de puntos cora­zón. Fueron muchos los que lle­ga­mos a la casa luego del evento y eso no es coin­ci­den­cia.

Matías H.

Preparación de la muestra fotografica. Ultimos ensayos con el Mimi Conjunto Aire & Tierra La nueva estrella de la quinta Vergara.
Volver